Inscripción

Cómo hacer realidad
tus sueños más ambiciosos

Esta es la incómoda verdad: el marketing y las ventas no son suficiente. Tu mentalidad, creencias y forma de contarte las cosas determinan tu éxito empresarial.

Dime, ¿cuál de estos dos eres tú?

Ya tengo un negocio

Tú no comenzaste tu empresa para quedarte con menos de lo que aspirabas. Hay algo dentro de ti que se niega a aceptar poco como suficiente.

Tus metas, aquellas que apenas te atreves a compartir por miedo a parecer un lunático irracional, son más grandes de lo que aparentas.

Sientes una ambición que te quema por dentro pero no sabes cómo conseguirlo y, en el fondo, no te crees capaz de alcanzar semejantes cifras o impacto.

“¿Seré capaz? ¿Es posible? ¿Es esto una locura? ¿Merezco tal éxito? ¿Lo puedo tener todo o debo elegir entre mi vida personal y laboral?” Piensas que no sabes cómo hacerlo o que ese tipo de éxito no es para gente como tú.

Te equivocas. Si está en tu cabeza, es porque ese objetivo es tuyo y es posible para ti.

No te estoy diciendo que sea fácil, pero sí factible.

Es hora de trascender tus miedos y convertirte en la persona que debes ser para conseguir tus objetivos.

Aunque quizás este no sea tu caso y más bien lleves un tiempo en las trincheras y, ante tanta adversidad y obstáculos, empiezas a dudar de que todo esto tenga sentido.

Tu fe empieza a flaquear y la ansiedad te muerde el estómago.

No ves la línea de meta. Esto es un maratón y tú siente que vas por el kilómetro veinte.

Es una guerra contigo mismo. No sabes si estás en el momento de seguir o de soltar. Y la incertidumbre socava tu motivación. “Empiezo a no creer en mí”.

El desánimo empieza a hacer mella. Pero algo en ti hace que sigas con ello.

QUIERO EMPRENDER UN NEGOCIO

Tienes grandes planes y quizás llevas tiempo dándole vueltas al tema seriamente.

Cualquier excusa es válida para postergar decisiones y acciones.

Pasan los meses y sigues con tu idea sin materializar y sientes que el tiempo se te escurre de entre los dedos. Sabes que es ahora o nunca.

Pierdes momentum por cada día que pasa y te llenas y llenan la cabeza con “sentido común” y argumentos muy convincentes sobre que si el riesgo es muy alto, que si cómo vas a hacer algo así, bla bla bla…

Estás aterrado, frenado, estancado. Pero en ti está la semilla, las ganas de construir tu empresa y conseguir la independencia que tanto anhelas.

¿Y sabes que pasa con los anhelos? Que te persiguen toda la vida…

Podrás adormecer tus ganas de éxito, evadirte o anestesiarte con aparentes buenos empleos con proyección más segura, pero el anhelo de tener tu propia empresa te perseguirá hasta el último día.

Sientes que si no llevas a cabo tu sueño, será un acto fallido del que te arrepentirás toda la vida. Y sabes que vivir con el arrepentimiento de no haberlo hecho es peor que el lamento de un error.

Tienes miedo al fracaso, a perder el dinero que inviertas, a perder la comodidad de tu aparente seguridad predecible tras un trabajo por cuenta ajena (que ya te adelanto que es un espejismo).

Miedo a perder poder adquisitivo, la tranquilidad de acostarte sabiendo que cobras a final de mes. Miedo a la decepción, al estigma, a que fallar sea otra confirmación de que eres un desastre y que estás condenado a permanecer pequeño. “¿Quién soy yo para?” te preguntas…

Incluso puede que tengas miedo a que funcione y que eso lo cambie todo. Tienes miedo a todas las decisiones que debes tomar, a lo que dejas atrás con cada una de tus elecciones. Miedo a no ser capaz. O quizás creas que tú no mereces éxito, a tener todo lo que deseas, a ser una persona realizada en todos los aspectos, quién sabe…

Pero está claro que o no te estás moviendo, o lo haces pero muy lenta e ineficazmente. Pierdes tiempo de vida, un tiempo que ya no vuelve.

Llegó la hora de cambiar esto.
El coste de la no acción es demasiado alto.

  • Sientes miedo,

un profundo y opaco miedo. ¿A qué? A muchas cosas. A fracasar, al qué dirán, a la exposición y la crítica, a estrellarte y tener que tragar con la decepción de un sueño roto, al éxito, al rechazo...

  • En el fondo no te sientes merecedor de conseguir lo que quieres

Ay amigo, ¡No sabes cuánto te entiendo!

“¿Quién soy yo para hacer esto? ¿Cómo voy yo a conseguirlo todo en la vida y ser feliz en todos los aspectos? Mejor me saboteo un poco porque ser una persona realizada rompe todos mis esquemas, los de mi cultura y los de la gente que me rodea”

  • Tienes prejuicios

Seamos honestos, tienes una relación complicada con el dinero, la ambición y el éxito. Los ves como algo sucio, corrupto, que sólo la gente que estafa consigue en abundancia. Crees que conseguir esa libertad y éxito que anhelas debe ser costoso y difícil. ¿Cómo vas a conseguir la abundancia y solvencia que deseas si estás tan peleado con ellos?

  • Falta de foco

Sabes lo que quieres pero te dispersas.

  • Te sientes bloqueado

y no sabes bien si es por tu perfeccionismo, tu indecisión, o otros patrones de comportamiento que arrastras desde hace años incluso décadas.

  • Te falta de motivación

No sabes cómo sostener más tu acción ante la adversidad. La vida no te lo está poniendo fácil y haces frente a obstáculos y problemas que retan tu fe e ilusión llegando a hacer que te cuestiones si no deberías considerar abandonar. ¿Deberías?

“¿Hasta cuándo más tengo que insistir? ¿Cuándo sé que esto es una señal para parar o para persistir?”

  • Tu entorno no te comprende

Te sientes solo, se te hace difícil continuar creyendo en tu sueño porque no tienes equipo a favor.

En cualquiera de los dos casos,
quieres prosperar y realizarte.

Hace unos años, cuando me arruiné tras cerrar un negocio por fatiga, una amiga me hizo la trivial pregunta de ¿cómo estás?

Mi respuesta me sorprendió: “Grito por dentro”, dije.

Y grité por dentro durante varios meses, casi un año. De rabia, de ambición, de ganas de cambiar las cosas, mi vida, mi situación. De frustración y ganas de comerme el mundo y de vivirlo a mi manera, desde mis principios de libertad e independencia.

La rabia fue el detonante de mi cambio y mi ambición, el combustible que necesité (y todo empresario necesita) para perseverar en el tiempo, para actuar focalizadamente y con determinación.

Me di permiso para querer y anhelar. Sin culpas ni prejuicios. Trabajé mi relación con dinero. Encontré mi propia versión del éxito. Estudié y aprendí de mentores y errores.

Pagué altos precios en tiempo, dinero, relaciones e ilusiones para aprender las lecciones que tenía que asimilar de una vez.

Saqué fe en mí incluso cuando la gente más querida me miraba con cara de “¿quieres decir, Laura?” (Los mismos que ahora alucinan con mi progreso y logros).

Y fui a por ello. Con determinación. A pesar del miedo y los problemas.

Hice un reseteo mental. (Después de todo, como operaba por la vida no me había servido). Debía cambiar mi forma de pensar y actuar.

Actualmente tengo la suerte de poder decir que tengo la vida de mis sueños y, aunque no es perfecta, soy afortunada por tener el estilo y calidad de vida que siempre anhelé y la empresa que siempre había querido basada en mis valores de libertad, independencia y creatividad.

Una empresa rentable que me realiza en lo profesional y, consecuentemente, en lo personal.

Los fantasmas a los que he hecho frente son muchos, tanto en los inicios de mi empresa como en momentos de expansión de la misma. Cada fase es diferente y en cada una de ellas, surgen miedos y bloqueos distintos que hay que ir venciendo uno a uno. Mis miedos y bloqueos al empezar fueron unos y los que hice frente a escalar mi negocio fueron otros, pero todos, no importa en qué etapa de desarrollo de tu negocio te encuentres,

Yo quiero que tú hagas y consigas lo mismo

Esta es la incómoda verdad: el marketing y las ventas no son suficiente.

Tu mentalidad (mindset), creencias y forma de contarte las cosas determinan tus acciones y decisiones. Las mismas que, a su vez, determinan tu éxito y progreso empresarial. Tu realización profesional.

He visto gente muy talentosa con todos los recursos del mundo y todo a su favor no conseguir nada debido a su forma de pensar, sus creencias limitantes, frenos y bloqueos.

Y he sido testigo de la transformación que muchos de mis clientes han hecho cuando hemos trabajado su mindset, haciendo que lograran superar objetivos que no se atrevían ni a imaginar.

Vivimos en una sociedad castrante impregnada de miedos, crítica y alarma que mutila nuestros sueños antes de que estos vean la luz siquiera.

Cuando la realidad, tal como dijo Henry Ford, es que tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, tienes razón.

Todo, pues, TODO, empieza en tu mente, en tu forma de pensar. Tu forma de pensar condiciona tus acciones, y éstas, tus resultados.

Es hora de dejar atrás esta forma de pensar tan ineficaz y de conseguir tus sueños más ambiciosos, ¿no crees?

Si quieres llegar a un nuevo nivel, debes pensar de otra forma y entrenarte en la mentalidad del éxito. Vencer tus miedos, bloqueos y prejuicios, trabajarte tu merecimiento y autoestima y dejar de sabotearte.

¡Ojo! No estoy hablando de nada místico ni de no dar un palo al agua.

La mentalidad del éxito no es magia ni manifestación espontánea. Es entrenamiento y acción.

No es que yo me siente en mi sofá, me imagine y visualice lo que quiero sin más. ¡Al contrario! ¡Los sueños hay que trabajarlos!

Aquí no hay gurús. Me considero una constante aprendiz. Siempre estudio y profundizo en mi desarrollo personal y seguiré haciéndolo toda mi vida.

Simplemente siento que es hora de compartir mi experiencia y todo lo que he aprendido de mis mentores para que más personas se beneficien.

Así que si eres de los que no le gusta indagar y trabajar, no hace falta que sigas leyendo esta página.

Ahora, si estás harto de pensar en pequeño, de que las cosas te cuesten tanto o de no entender por qué se anteponen tantos obstáculos entre tú y lo que ansías, mi programa Mindset es para ti.

No necesitas tener una práctica espiritual desarrollada para hacer este programa y usar todas las herramienta ni tampoco ser un ser iluminado.

Esto es lo mejor de mi forma de trabajar: es real, es práctico.

Bienvenido al sistema para conseguir lo que te propongas, prosperar y realizarte

Un transformador programa de cuatro semanas para cambiar tu forma de pensar, reescribir tus creencias sobre las circunstancias, los obstáculos pero también sobre ti, lo que mereces y lo que puedes conseguir.

Los 3 testados pilares de Mindset

Mindset está basado en tres pilares en los que iremos profundizando a medida que avancemos en el programa:

Conciencia y anclaje

Gestión de obstáculos internos

Sostener la acción en el tiempo

  • Estos tres pilares te aportan un sistema que podrás aplicar y reutilizar tantas veces como necesites.
  • Están organizados para ayudarte a revelar y transformar tus creencias limitantes alrededor del éxito, la abundancia, tu realización y el merecimiento que has podido heredar de tu entorno, familia, amigos, cultura o religión.
  • Estos tres pilares desmantelan toda la información distorsionada y patrones de conducta ineficaces que puedas tener basados en el miedo y la limitación para ser reemplazados por puro potencial e infinita posibilidad.
  • Para que tengas la capacidad de crear el negocio y la vida que anhelas.

Con Mindset te enseñaré las herramientas para:

  • Tener claridad en tus objetivos. Tendrás una clara visión de lo que quieres por fin y cómo lo quieres.
  • Conseguirás foco en tus metas para no dispersarte. Potenciarás tu perseverancia y sabrás sostener tu acción ante la adversidad.
  • Te enseñaré herramientas que te ayudarán a desmantelar las creencias que ahora te hacen pensar que no puedes.
  • Te mostraré cómo vencer tus miedos, frenos y bloqueos.
  • Sabrás cómo aumentar tu autoestima y genuino sentimiento de merecimiento de lo que deseas y de lo bueno que te ocurra.
  • Te enseñaré a dejar de sabotearte.
  • Te desbloquearás, actuarás y pasarás a la acción.
  • Sabrás cómo gestionar y minimizar tu miedo para que no te paralice.
  • Te creerás capaz de conseguir tu objetivos.
  • Sabrás manejar las adversidades que se te vayan presentando sin caer en el desánimo y no rendirte.
  • Recuperarás la motivación y el entusiasmo.
  • Todos estos cambios en ti atraerán nuevas oportunidades que te acercarán a tu objetivo.

Qué vamos a trabajar en Mindset

Una vez tengas desarrollada tu visión te enseñaré cómo anclar tu objetivo para ganar foco, motivación y perseverancia.

Ahondaremos en tu sistema de creencias que te están impidiendo conseguir lo que quieres.

¡Pero no nos limitaremos a identificar sin más! Aquí estamos para actuar.

Así que identificaremos con precisión las mutaciones exactas que toma tu crítico interno (fronterizo) y te enseñaré las herramientas que debes implementar para trascenderlas.

Entenderás las diferencias entre tu Ser Social y Ser Esencial y te enseñaré a reconectar con aquello que te hace feliz y da sentido y aporta significado a tu trabajo.

Te mostraré cómo gestionar los obstáculos para no rendirte y sacar el máximo provecho de ellos.

Re-escribirás tu relación con el dinero y la ambición, librándote de prejuicios, culpas o complejos.

Trataremos los principales bloqueos entre los que se encuentran el miedo, la parálisis por análisis y el perfeccionismo entre muchos otros.

Trataremos el origen de la autoestima y qué es lo que la potencia para ganar sentimiento de merecimiento y así darte permiso para querer más y mejor. Y recibirlo.

Trataremos las principales formas de sabotaje que hacen que dejes caer tu objetivo y te enseñaré cómo evitarlo.

Cómo funciona Mindset

Mindset es un transformador programa online de cuatro semanas de duración. Cada semana recibirás tres lecciones (lunes, miércoles y viernes) con sus respectivos ejercicios de integración para que realmente pongas todo lo aprendido en práctica. En cada lección habrá un vídeo mío exclusivo donde te explicaré la materia. Estamos hablando de 20 lecciones con sus respectivos ejercicios de integración.

Se trata de un viaje intenso pero vale la pena puesto que el destino es tu realización.

Pero aunque yo marque el ritmo, podrás hacer este programa tranquilamente a tu ritmo a lo largo de un año.

Mindset es para emprendedores y gente ambiciosa que quiera impulsar su negocio pero que se sienten inseguros, incapaces o no creen que el éxito que anhelan posible para ellos.

Es también para aquellos que aún no hayan comenzado su negocio, sienten que el tema les desborda y desanima y que postergan el día en que lo llevarán a cabo.

En definitiva, Mindset es para ti si quieres prosperar y realizarte.

Es para ti si eres una persona positiva, orientada a la acción y crees en el poder del cambio.

Este programa no es para ti si crees que eres víctima de las inclemencias del mundo y no tomas responsabilidad de tu situación.

Tampoco es para ti si eres una persona negativa, sarcástica o cínica.

Tampoco es para ti si esperas una solución milagrosa con la que no tengas que hacer esfuerzo alguno en tu desarrollo personal.

No es para ti si no anhelas algo mejor y tienes aversión al cambio.

Esto es lo que dicen algunas personas que ya han pasado por esta formación

Aquí tienes algunos testimonios:

Cristina

Reproducir vídeo

Blas

Reproducir vídeo

Mery

Reproducir vídeo

Zahida

Reproducir vídeo

Eugenia

Reproducir vídeo

Edith

Reproducir vídeo

Tania

Reproducir vídeo

Sonia

Reproducir vídeo

Roxana

Reproducir vídeo

Cristina

Reproducir vídeo

Claudia

Reproducir vídeo

La inversión

Este programa es parte de mi legado y he puesto todo mi corazón en él. Quiero ayudarte a hacer realidad tus sueños más ambiciosos.

Quiero que este programa llegue a todas las personas que lo necesiten y quiero facilitar el acceso.

Por eso Mindset cuesta solo

299€ 97€

Algunos creen que estoy desaprovechando una gran oportunidad. La verdad, no lo sé. Sólo tengo por seguro que es lo que ahora me apetece hacer.

Esta es la última vez que damos este curso.

Cerramos inscripciones el 2 de abril.

MÁS TESTIMONIOS

PREGUNTAS FRECUENTES

Clica en la pregunta para escuchar mi respuesta: